La Red Pública Hospitalaria del Valle está moribunda

Durante el debate de control político sobre la crisis hospitalaria, adelantado en la Comisión Séptima de Cámara, la Representante a la Cámara, Guillermina Bravo Montaño, del Movimiento Político MIRA, hizo el llamado a la Superintendencia de Salud para que ejerza un mayor control sobre la cartera hospitalaria del Valle del Cauca.

“Esta falta de control que se pudo haber ejercido y no se hizo a tiempo, ha venido deteriorando la salud de los vallecaucanos y las vallecaucanas”.La Congresista se refirió específicamente a los problemas financieros que en estos momentos atraviesan los hospitales de Cartago y Tuluá, porque los recursos del Fosyga no llegan a tiempo y las EPS no están cumpliendo con las deudas que tienen con los hospitales públicos, lo que hace que cada día haya más déficit para funcionar.

Así mismo, denunció que la situación laboral es muy grave porque a los trabajadores de la salud se les adeudan salarios desde hace más de 4 meses y prestaciones sociales desde el 2012.

Bravo enfatizó en la urgencia que se tiene para que a la Salud del Valle se le atienda, porque en este momento está en estado de coma, ya que el funcionamiento de los hospitales no permite atender casos de alta complejidad para los vallecaucanos y se requiere una respuesta inmediata del Gobierno Nacional para que la salud pública no muera.

Comments

Accessibility
Cerrar