Alarma por graves amenazas al ambiente y a la salud genera la ampliación de la PTAR Salitre

!Entre palada y palada se siguen devorando zonas verdes y de humedal!

El proyecto de optimización y ampliación de la PTAR SALITRE se pretende  construir sobre el área de inundación del Río Bogotá, en una zona  de acuíferos y con características propias de humedal. La obra contempla la implantación  de tanques e instalaciones que aumentarán la recepción de aguas negras y lodos contaminantes, sustancias que luego se convierten en gas metano, a tan sólo 100 metros de distancia de conjuntos residenciales, afectando la calidad de vida y la salud de más de 160 mil habitantes de los barrios Ciudadela Colsubsidio, Quintas de Santa Ana, Los Eucaliptos y El Cortijo, denunció el concejal Jairo Cardozo Salazar del Movimiento Político MIRA.

La ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales en un terreno de humedal que tiene, entre otras funciones, receptar las aguas en épocas de alto invierno, obligará a drenar y de secar el humedal TIBAGUYA – CORTIJO y luego rellenar sus terrenos, para albergar los tanques de tratamiento.
Son muchas las consecuencias negativas que se ven venir con la ampliación de ésta planta, como la destrucción del complejo ecosistema del humedal TIBAGUYA – CORTIJO, ocasionando la migración y muerte de fauna endémica y migratoria, la deforestación de flora nativa andina y la erosión del suelo, así como la desvalorización ecológica y predial de las viviendas de los barrios próximos, todo para hacer  una limpieza parcial e ineficiente de cuerpos de agua. Vale la pena, entonces, profundizar en el análisis costo beneficio de esta obra.

A pesar que el proyecto de optimización y ampliación de la PTAR SALITRE ofrece una compensación ambiental, mediante la construcción de un parque metropolitano, y la implementación de lagos artificiales, en criterio de los ambientalistas esto no será suficiente para reparar el grave daño ambiental que se ocasionará con el relleno de este acuífero.

El proyecto no fue debidamente sociabilizado con los habitantes del sector, quienes manifiestan que las entidades estatales, participantes en el proyecto,  firmaron un acuerdo sin la participación real de los barrios de la UPZ 72, comportamiento que consideran violatorio de sus derechos.

El Concejal Cardozo solicitará un replanteamiento de la obra para que en el saneamiento del río Bogotá no se  afecte  el hábitat, e insta a salvar la zona de humedal allí existente, pues se trata de un activo ambiental de la ciudad.

Así era el humedal:

Asi es el humedal

 

 

 

 

 

Con las consecuencias así está quedando:

Así está quedando

Comments

Tamaño de letra