ANTE DEFICIENCIA DE LA DEFENSA JURÍDICA DE DIFERENDO, ES NECESARIO CONVOCAR A LOS ACADÉMICOS: AGUDELO

Bogotá D.C. Prensa 14 de abril 2016 – La Representante de los Colombianos en el exterior del Movimiento MIRA, Ana Paola Agudelo, hizo un llamado al Gobierno Nacional de involucrar a la Academia en el actual diferendo limítrofe Colombia – Nicaragua, a partir de la decisión de no comparecencia ante la Corte Internacional de Justicia.

Esta intervención la hizo hoy en el marco del debate de la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes, realizado en el Archipiélago de San Andrés, sobre los argumentos expuestos por Colombia ante demanda de Nicaragua, con pretensión de extender su territorio sobre plataforma continental extendida.

La Congresista expresó que es necesario prepararnos a profundidad, fijar criterios lo suficientemente sustentados para controvertir las pretensiones de Nicaragua y de esta forma constituir un frente común basado no solo en los conocimientos jurídicos, sino considerando aspectos especializados y de carácter técnico, esenciales y necesarios para evitar una sentencia aún más desfavorable que la anteriormente emitida por a CIJ.

Además indicó que hay académicos en Colombia capacitados, con experiencia en los temas de mares, y con un entendimiento, desarrollado, fundado en años de estudio y trabajo, en torno al tema del caribe colombiano. “Comprendemos la importancia del aspecto jurídico, esa es una parte, pero en la instancia en la que nos encontramos en estos momentos, se requiere una visión más amplia”.

Según explica la Congresista, el diferendo limítrofe con Nicaragua requiere el acompañamiento, de abogados internacionalistas, de expertos nacionales e internacionales en geopolítica. Existe un interés manifiesto de años por parte de Nicaragua de quitarle mar a nuestro territorio, pero hay más países limítrofes, cuyos intereses pueden llegar a afectarnos a futuro en este mismo sentido, si no adoptamos una línea estratégica clara partiendo de esta decisión de no comparecer ante la Corte.

Así, finalmente, la congresista propuso generar una “diplomacia académica” en la búsqueda de una solución favorable, en lugar de una estrategia jurídica aislada. “Este es un tema del mayor interés y prioridad nacional, en donde no se corre solamente el riesgo de perder territorio marítimo, en el que se encuentra la reserva marina “Seaflower”, sino que queda comprometida la protección de nuestros ciudadanos sanandresanos y raizales. No es solo una cuestión de soberanía, sino de defensa de nuestro patrimonio ambiental, cultural y ancestral. Es el momento de aunar esfuerzos desde todas las esferas  para contribuir a la defensa de lo que es nuestro y de los nuestros.

Comments

Tamaño de letra