Aprovechamiento de tiempo libre debe ser política pública en Chinchiná

Marin17El concejal de MIRA en Chinchiná, Jhon James Marín dejó constancia pública de su postura frente al tema de generalidades deportivas, la cual se asumió el pasado 18 de febrero durante la celebración del Cabildo Abierto:

{play}http://movimientomira.com/wp-content/uploads/images/stories/audios/cabildo_deportes.mp3{/play}

“Somos conscientes de que el municipio, aunque ha promovido actividades que intentan cumplir con los propósitos del aprovechamiento del tiempo libre, muchos  los ha abocado por medio del desarrollo de obras civiles sin construir una política pública de fondo. Frente a la situación, hemos podido detectar:

El incumplimiento de metas e indicadores dentro del Plan de Desarrollo, y las proyecciones dentro del Plan de Inversiones del 2011. Se están dejando de invertir más de 1000 millones de pesos para mantenimiento, promoción y organización del deporte a la luz de esta carta matriz; 70 técnicos y monitores del deporte a nivel departamental en cese definitivo de actividades, para Chinchiná, más de 40 profesionales de la recreación que tienen que buscar oportunidades laborales fuera del municipio; Falta de recursos para financiar el tema deportivo; la inexistencia de una política pública que legitime la actividad; Escenarios deportivos mal administrados; Subutilización de los recursos de la Empresa Privada para el fomento del Deporte y la Recreación; Inapropiada contratación de monitores, directores técnicos y entrenadores para las diferentes ligas y la  Ausencia de un organismo oficial o estamento del Deporte que realice el control de la calidad de la prestación del servicio. Nosotros desde el punto de vista del miraísmo no consideramos esto equitativo ya que no se está generando calidad de vida de manera continuada.

Sin embargo, es evidente como ha habido omisión frente a las mismas directrices legales por parte de la Entidad Ejecutora. Directrices que en varios de sus apartes han previsto estas situaciones y han sacado a flote alguna solución a mediano y largo plazo:

Con respecto a la ausencia de un organismo oficial o estamento del deporte que haga control a la calidad de la prestación del servicio, dice el art. 69 de la L. 181 de 1995 que los municipios, distritos y capitales de departamento que no tengan ente deportivo municipal, deberán crearlo. Así mismo el art. 70 dice que son los mismos municipios, en cumplimiento de la Ley 12 de 1986, el Decreto 77 de 1986, y la Ley 60 de 1993, tendrán a su cargo la construcción, administración, mantenimiento y adecuación de los respectivos escenarios deportivos.

Con relación a la subutilización de los recursos de la empresa privada para el fomento al deporte, referencia el art. 69 que una de las funciones de este organismo deportivo que se debe crear es la de cooperar con otros entes públicos y privados para el cumplimiento de los objetivos previstos no sólo en la norma si no del Plan de Desarrollo, pero como no existe, los grandes de la Empresa privada destinan de sus aportes al financiamiento de otras actividades, lo cual lo vemos como un desestimulo a la organización de estas prácticas; muchos recursos no llegan por falta de organización de las disciplinas.

Es por ello que frente al problema de la falta de recursos para financiar el deporte, los art. 76 y 77 de la Ley, hablan sobre unas donaciones con incentivos tributarios hasta del 125% que se deducen del impuesto de renta para todas las entidades que apoyen el deporte, además de la destinación del 10% de lo recaudado por impuesto de espectáculo públicos. No obstante nuestro municipio a la Luz del Acuerdo 037 de 2008 contempla 13 rentas o impuestos que se cobran a los chinchinenses, de los cuales sólo 3 tienen alguna destinación específica de manera parcial o total, que podría acolchonar la inversión en estas prácticas, y no cargar todo el tema a los recursos que llegan de la Nación por Sistema General de Participaciones, o dejar de cumplir metas futuras dentro del Plan de Desarrollo.

Por esta razón, desde el miraísmo proponemos en beneficio de todos los actores del deporte y la recreación, conociendo que sí hay opciones, que sí hay oportunidad y que el gasto para el aprovechamiento del tiempo libre es una inversión para mejorar el orden público tan afamado por estos días, lo siguiente:

1.Control y seguimiento a la gestión pública del deporte.

1.1.Por medio de la comisión de planes y programas del Concejo Municipal, realizar los requerimientos y citar a los debates respectivos para medir el cumplimiento  de metas dentro del Plan de Desarrollo sobre todo en la parte de promoción y organización.

1.2.Definición de los lineamientos para la política del aprovechamiento del tiempo libre en Chinchiná. Este proyecto ya lo habíamos presentado pero no surtió trámite completo por falta de voluntad política. Insistiremos en el tema.

2.Organización del Sistema Municipal del Deporte:

2.1.Agrupación de los actores por medio de clubes y comités de cada disciplina.

2.2.Asociación e integración de los actores, por medio de la creación del Instituto
Municipal del Deporte y la Recreación que debe ser un compromiso a asumir por parte de la Administración Municipal el cual sea adoptado por acuerdo. Además de las funciones de que trata el art. 69 de la ley 181 de 1995, tendrá la de elaborar plan de incentivos con la empresa privada para potencializar el fondo del instituto, y desconcentrar la administración de los mismos que sean destinados por el Presupuesto Municipal. Es la forma como vemos que podría darse un impulso más contundente al progreso del programa.

2.3.Sistema de garantías para los actores, por medio del Estatuto Municipal del Deportista el cual dignifique dicha calidad, prevenga la deserción de profesionales de estas áreas de la municipalidad y limite la entrega y adjudicación de escenarios que son de todos, definiendo las condiciones mínimas de negociación para la entrega de ellos por parte de la Administración.

Finalmente, esperamos que durante esta semana de concertación, antes de la respuesta de fondo que debe proferir la corporación por mandato de la L. 134 de 1994, los H. Concejales tomen conciencia y encaucen sus esfuerzos hacia la consolidación de una verdadera política pública municipal del deporte que permita más que educar en el tiempo libre, educar para el tiempo libre”.

Comments

Tamaño de letra