Carta Abierta al Presidente de la República en referencia a la ley de patrimonio sumergido

Señor
JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN
Presidente
República de Colombia
E. S. D.

Señor Presidente:
Los abajo firmantes, ciudadanos colombianos y extranjeros, preocupados por los efectos negativos e inconveniencia que pueda tener la entrada en vigencia de la ley de patrimonio sumergido (PL 185/12 y 125/11, “por medio de la cual se reglamentan los artículos 63, 70 y 72 de la Constitución Política de Colombia en lo relativo al patrimonio cultural sumergido”), aprobada por el Congreso de la República el pasado 19 de junio, solicitamos, tenga en cuenta las siguientes consideraciones antes de que se surta el mandato legal de sanción de la ley:

1) Los bienes patrimoniales que pretende proteger la norma quedarían expuestos a la especulación comercial al desconocerles su valor intrínseco como bienes arqueológicos y/o culturales. El parágrafo del artículo 2° habilita cualquier tipo de exclusión independientemente de la época del hundimiento, por lo que, por ejemplo, los barcos esclavistas podrían no considerarse patrimonio y el Ministerio de Cultura omitiría la posibilidad histórica de reconstruir las Rutas de la Esclavitud, como parte del reconocimiento de nuestra identidad e historia.

2) Con la entrada en vigencia de la ley, se producirá la pérdida inmediata de hasta el 50% del Patrimonio Cultural de la Nación, representado en los bienes de mayor interés económico en el mercado de antigüedades, tales como monedas, lingotes, cerámicas, joyas y piedras preciosas, entre otros, al aplicárseles el criterio de repetición y excluirlos de la categoría de patrimonio cultural según el artículo 3°. En nuestra opinión, dicho artículo menoscaba el derecho de todos los colombianos a disfrutar, conocer y valorar el patrimonio cultural y arqueológico.

3) Lo anterior se agrava con la posibilidad que le concede al Ministerio de Cultura el artículo 15° de pagarle al rescatista con bienes pertenecientes al patrimonio cultural, en abierta contradicción con jurisprudencia de la Corte Constitucional sobre la materia, en la que se señala de manera explícita la prohibición de hacerlo. Recordamos aquí que la Sentencia C-668/03 indica, con referencia a otra sentencia [C-474/03], “mediante la cual se declaró la exequibilidad condicionada de la expresión ‘éste tendrá derecho a un porcentaje del valor bruto de las especies náufragas’, en el entendido de que el porcentaje a que tiene derecho el denunciante no puede ser pagado, total o parcialmente con las especies náufragas que integran el patrimonio arqueológico y cultural de la Nación”.

4) Se reducirían las medidas actuales de protección e investigación del patrimonio cultural sumergido para en su lugar fomentar la extracción y comercialización del mismo, por cuanto el artículo 23° deroga la amplia protección sistemática contenida en el artículo 9 de la Ley General de Cultura actualmente vigente.

Por lo anterior y por el derecho que tenemos los colombianos de preservar y defender nuestro patrimonio cultural, respetuosamente le solicitamos que se abstenga de sancionar y promulgar la ley de patrimonio sumergido, que objete los artículos 2°, 3°, 15°, y 23° de la mencionada norma y que solicite al Congreso de la República nuevamente el estudio de dichos artículos.

Sin otro particular, de Usted nos suscribimos muy atentamente,

(Siguen firmas)

Descarga aquí la carta y el formato de recolección de firmas Click Aquí

Comments

Accessibility
Cerrar