El Departamento del Casanare es un paraíso de maravillas naturales, localizado en el oriente colombiano. Su cielo es siempre azul y despejado y ofrece a sus visitantes un turismo de naturaleza y aventura, salpicado por un sol anaranjado que alumbra la sabana; y animales exóticos, como las garzas blancas y rojas que vuelan airosas y se alimentan de peces; chigüiros, rodeores de 60 cm de altura y peso promedio de 50 kilos; y serpientes o güios, de andar lento, piel brillante, gruesas y largas.
El Departamento del Casanare, es petrolero por excelencia; y le saca provecho al turismo a partir de sus amaneceres y atardeceres llaneros, en donde el cielo pasa de azul oscuro a diversos tonos de rojo, y a azul claro; y a sus 19 municipios rodeados de riquezas ambientales y culturales.
Uno de sus sitios más representativos es El hato Banco Largo, a cuatro horas por carretera desde Yopal. Un lugar de conservación animal reconocido mundialmente por ornitólogos y amantes de las aves, localizado en el Municipio de Hato Corozal.
Yopal, la capital, es un municipio de hermosos contrastes en fauna y flora; recursos hídricos e hidrocarburos, conformado por un área urbana y rural, que posee un potencial turístico y económico y un crecimiento que llena de orgullo a sus habitantes. Como muestra de ello, la prestigiosa firma estadounidense Hilton, inauguró recientemente el Hampton by Hilton, un sofisticado hotel de 8 pisos, dotado de 100 habitaciones y una vista privilegiada
El Garcero, un gran bosque en donde albergan diversas aves acuáticas, tres clases de garzas y alcaravanes: La corocora, la más llamativa, debido a su vistoso plumaje rojo; la real, distinguida por su elegante plumaje blanco; y la paleta, llamada así, debido a que la punta de su pico es plana.
La Aurora, a orillas del Río Ariporo, un refugio de fauna y flora, conformado por un hato de 17 mil hectáreas distribuidas entre los Municipios de Hato Corozal y Paz de Ariporo y albergue de 350 especies de aves; reptiles como babillas y güios; y chigüiros y venados.
Juan Solito, un alojamiento ecológico donde los turistas pueden dormir en hamacas o cuartos amigables con el medio ambiente
El Municipio de Pore, patrimonio histórico del Departamento del Casanare, cuna y albergue de gente cálida y amable. Un lugar estancado en la época colonial; una ventana del pasado, de calles empedradas y viejas casonas, que ven llegar cada día historiadores y turistas; y que encierra en sus ruinas los secretos de las batallas históricas del País.
Necesidades más sentidas del Departamento del Casanare.
Desde los años 90s,  la economía de Casanare experimenta un proceso de modernización rápido, intenso y muchas veces injusto, debido a la modernización a medias que experimenta en sus poblaciones.
Durante décadas, su sociedad se sustentó en la tradicional ganadería, complementada con explotaciones agrícolas de pequeña escala, e incipientes actividades de comercio y servicios, y con esporádicas bonanzas en productos como: Caucho, sarrapia, quina y plumas de garza).
En los años 50s,  como resultado de las presiones de la urbe, la industrialización y la violencia de la época, se empezó a ampliar el campo agropecuario mediante la colonización y la penetración del capital en el campo.
El Departamento del Casanare comenzó a albergar a poblaciones de campesinos, especialmente boyacenses, expulsados de sus lugares debido al conflicto, a la crisis del minifundio, a inversionistas del agro que ante el aumento de los precios del suelo, buscaron mejores opciones en tierras nuevas, baratas y con riqueza hídrica, apoyados en subsidios del Estado, o en los estímulos del mejoramiento de las vías de comunicación.
En los años setentas y ochentas, Casanare se incorporó al mercado nacional, con la ayuda de población e inversión migrante y gremios de la producción de cultivos de arroz sorgo y palma africana, ganaderías y pequeñas explotaciones campesinas, que ostentaban una economía rural y pobre, con un 90% de los habitantes, con un registro de necesidades básicas insatisfechas.

Barrio Caciquiare 3 ¡Reciclando y Ahorrando! Una campaña en Yopal

Esta campaña nos permitió un acercamiento importante con la comunidad, quienes se sensibilizaron sobre la protección de los recursos naturales y el aprendizaje de buenas prácticas ambientales, como el manejo adecuado de los residuos sólidos.

El Miraísmo en Casanare, se propone la renovación, recuperación y embellecimiento del espacio público, involucrando a la comunidad en la siembra de árboles y asegurando el mantenimiento de los mismos con padres adoptivos.

(más…)

En Casanare… ¡El que nada debe, nada teme!. Remisos se benefician de la Ley 1243

Con gran éxito en el municipio de Monterrey Casanare, se desarrollo una jornada informativa, sobre los beneficios de la ley aprobada a nuestra bancada Miraista, gestionada por nuestro Honorable Senador Manuel Virgüez, que beneficia a los remisos en Colombia.

Desde el día sábado 7 de febrero el equipo de trabajo de la sede departamentalse unió a los Miraistas de Monterrey para realizar un puerta a puerta dando a conocer esta importante ley. Igualmente se hizo intervención en la emisora local comunitaria invitando a los remisos del municipio a la jornada informativa a realizar el domingo 08 de febrero. Más de 230 hombres mayores de 25 años se concentraron en el Coliseo – Polideportivo, donde fueron atendidos por las directivas de reclutamiento del ejercito Distrito Yopal casanare, quienes de manera personalizada verificaron en la base de datos el estado de cada uno de los interesados.

(más…)

Adultos mayores que piensan diferente en Yopal Casanare

“Compartir con los adultos mayores es una de las actividades mas gratas de nuestra labor como miraístas”, son las palabras de la Coordinadora Departamental del Adulto Mayor  YAQUELINE MONTAÑA. “Al ir a su lugar de residencia se nota en ellos la falta de afecto, se sienten relegados y en muchos de ellos se refleja el maltrato psicológico y emocional. Es triste ver esta situación cuando la familia y el estado tienen la responsabilidad de velar por el Adulto Mayor”.

(más…)

Accessibility
Cerrar