Concejal denunció cobro anticipado de impuesto-Diario del Cauca

diario del cauca concejal german junio2015El concejal de Santander de Quilichao, Germán Jiménez radicó ante la Contraloría Departamental una denuncia por la aplicación indebida del Acuerdo 031 de 2014, estatuto orgánico de presupuesto que creó la obligación de un anticipo del 20 por ciento en impuesto de industria y comercio.

El decreto sancionado el año pasado, estipuló un anticipo en el cobro del tributo, pero según los artículos 336 y 338 de la Constitución Política, la norma no puede ser retroactiva. Sin embargo, lo que se acordó en el proyecto fue tomar como año gravable el 2014 incluyendo el 20 por ciento del adelanto para poder cobrar en el 2015. Lo que se configura en un cobro indebido que debe investigar el ente de control de comercio, explicó el Concejal a un medio local.

Rendir cuentas

Por lo tanto, con la presentación del caso ante el organismo de control, la administración de Santander de Quilichao tendrá que rendirle cuentas a la Contraloría Departamental del Cauca porque el previo procedimiento hasta el momento ha recaudado cerca de mil millones de pesos y a criterio de un revisor fiscal, consultado por Jiménez, estos dineros se consideran recursos indebidos.

En este sentido y ante el avance de los procedimientos financieros del estatuto orgánico de presupuesto, Jiménez subrayó. “Preocupa que en junio se aprobó en el Concejo Municipal estos mil millones de pesos y esta retroactividad lesiona al contribuyente porque es lesiva”. Es decir, que el tributo que tenía que ser pagado en el 2016, ya pasó por la fase de recaudo y sumado a eso, los activos ya fueron incluidos en el presupuesto municipal otorgándoseles su debida partida. “La administración de Santander de Quilichao le deberá explicar a la Contraloría sobre a retroactividad de una norma que lesiona al contribuyente porque es indebida”, reiteró Jiménez.

Presunto constreñimiento

De otro lado, el cabildante del Mira señaló que a lo expuesto anteriormente hay un punto que le preocupa aún más y está relacionado con un presunto constreñimiento a la cancelación del anticipo del tributo.“El contribuyente fue y pagó industria y comercio del 2014 más el 20 por ciento de anticipo, sumado a esto la administración le envió a todos los comerciantes un oficio de requerimiento ordinario, lo que indica en uno de sus ítems obligatoriedad, es decir, que si no paga lo pueden sancionar”, dijo. Añadió que: “Esto es constreñir al contribuyente, es inaudito e inconcebible”.

Las medidas

Sin embargo, será la autoridad del control fiscal quien deberá resolver el caso, donde básicamente lo que pretende el concejal es que la entidad realice una auditoría inmediata para constatar el recaudo de los mil millones de pesos y posteriormente se devuelvan estos recursos.

Publicado en: Diario del Cauca

Comments

Tamaño de letra