Continúan la discriminación, violencia y exclusión contra las mujeres

Durante el debate de control político en la plenaria de la Cámara, la Representante por el Valle del Cauca, Guillermina Bravo Montaño llamó la atención del Gobierno Nacional para que en las Políticas Públicas a favor de las mujeres, se contemple el enfoque diferencial para que las mujeres rurales, cabezas de familia, las afrocolombianas, las indígenas y las mujeres migrantes, gocen de sus derechos efectivos de manera amplia y participativa.

Señaló que para el caso de las mujeres indígenas y afrocolombianas del país, todavía persiste la invisibilidad y son nichos poblacionales que han sufrido grandemente la discriminación y la exclusión, por lo que necesitan especial atención. En el Pacífico colombiano la mujer ha sido víctima de violencia dentro del conflicto armado por parte de bandas criminales, que las obliga al desplazamiento.

“Urge que se profundice además en el tema cultural porque aún vemos que está imperando el machismo, el cual debemos terminar. En el ámbito laboral, aunque la legislación permite la igualdad salarial ésta no se lleva a cabo. Según las estadísticas, la brecha entre el desempleo de hombres y mujeres pasó de 4,8 a 5.2, siendo la tasa de desempleo de mujeres el 11.7 en el 2014 a 12.2 para el 2015”.

Por último, se refirió a la urgente necesidad trabajar de prevenir y atender de manera integral a las mujeres que son víctimas de la violencia, hace falta casas de refugio, establecer claramente rutas de denuncia y capacitar a los jueces para que atiendan de manera eficaz las denuncias de las mujeres.

Comments

Tamaño de letra