Diputada María Mercedes Rojas, recibe quejas de la comunidad por mal servicio en restaurantes escolares del Quindío

Diputada Rojas FlórezRepresentantes de varias comunidades, quienes afirman que sus hijos están siendo perjudicados por el mal servicio en los restaurantes escolares, se dirigieron a la diputada Miraísta María Mercedes Rojas, con el fin que los apoye para gestionar un proceso de seguimiento y control a la entidad Construyamos Colombia, prestadora del servicio en los restaurantes de los centros educativos, tanto de la zona rural como urbana del departamento.

Las reclamaciones hechas por los padres de los niños afectados hablan, no solo de la calidad, sino también de la reducida cantidad de alimentos suministrados a los estudiantes y, en su preparación, reciben comidas sin sal, sin sazón, jugos con sabor a fruta descompuesta, escasas raciones con dudoso valor nutricional, lo que no garantiza la dieta saludable que merecen y que requieren las poblaciones atendidas.

De otro lado, comentan también que la empresa ha contratado una cantidad importante de mujeres para que se encarguen de la preparación de los alimentos, pero ya, a pocas semanas de haber empezado a laborar, se presentan retrasos en el pago de la quincena que, justo es decirlo, consiste en una suma irrisoria de dinero que no compensa la labor en tiempo ni la responsabilidad asumida por ellas. Tampoco cuentan con seguridad social, transporte y, de ser cierto todo esto, quedaría demostrada la explotación laboral a estas mujeres humildes que no merecen tan indigno trato.

Por estos motivos, La diputada Rojas Flórez envió una comunicación a la Secretaria de Educación Departamental del Quindío, María Victoria Fernández, en la que le solicita establecer un proceso de seguimiento a esta entidad que permita determinar la efectividad de su desempeño y las medidas correspondientes que conlleven a una solución inmediata de esta situación, para así garantizar el respeto a la dignidad de nuestros niños, niñas, jóvenes y mujeres quindianos.

Comments

Tamaño de letra