Dólar Vs Canasta Familiar. Por: Carlos Alberto Baena López

2015-07-30_0919El la semana que acaba de concluir, el precio del dólar cerró por encima de los 3.110 pesos. La cifra es histórica, y dado que esta devaluación de la moneda colombiana no da muestras de variar significativamente en el futuro inmediato, es preciso pensar en las consecuencias que trae en la vida cotidiana de todos nosotros.

Es cierto que estas condiciones económicas, marcan el punto de inicio frente a nuevas estrategias de negocio, particularmente en términos de importaciones y exportaciones. Sin embargo, no es menos verdadero que un dólar caro, afecta a todos los colombianos, y mucho más de lo que podrían imaginar.

Hay que reconocer que los temas económicos, en muchas ocasiones, tienden a ser demasiados técnicos. Los expertos los tratan con un lenguaje complejo y denso para la mayoría de las personas. Cifras, tasas, estadísticas o tendencias, dan la impresión de interesar sólo a quienes se mueven entre grandes negocios nacionales e internacionales.

Por ejemplo, el DANE asegura que en julio, las exportaciones de Colombia registraron la mayor caída del año con una reducción del 40,5% frente al mismo mes de 2014. En otras palabras, el país ha dejado de exportar casi la mitad, en comparación con el mismo período del año anterior. ¿La causa? El alto precio del dólar.

No obstante, la cuestión es de una cobertura mucho más amplia. Y la manera más clara de percibir lo que está pasando, es analizar el comportamiento de la canasta familiar. Este dólar revaluado explica que en los mercados de las principales ciudades del país, los precios del pollo y de los huevos, están hoy entre un 7% y un 10% más costosos. Según Fenavi, Colombia importa cerca de 5,5 millones de toneladas de maíz, soya y sorgo al año. Hablando de trigo, son unas 8 millones de toneladas. Esto, sumado a que la industria avícola concentra el 67 por ciento de toda la producción de alimentos concentrados y balanceados del país, empieza a ofrecer muchas explicaciones.

Productos como la carne de cerdo, los medicamentos y los electrónicos continuarán subiendo de precio. En el sector automotriz también habrán alzas. Las casas van a costar más, pues no pocos de los componentes con los que se construyen, dependen de este factor. Todo se está volviendo más costoso.

Es por ello entonces que para los colombianos ser víctima de las consecuencias económicas del precio del dólar, es mucho más sencillo de lo que parece.

Columna en el Diario del Huila: http://www.diariodelhuila.com/opinion/dolar-vs-canasta-familiar-cdgint20150908083618182

Versión impresa:
diariomira0908pag18

Comments

Accessibility
Cerrar