El deporte como derecho fundamental

ARMANDO_RAMIREZ_OLARTE

Por Armando Ramírez Olarte

Una buena forma que dé salida a la situación problemática que afrontan algunos departamentos colombianos en relación con la crisis nacional que afronta el deporte, es la creación de los INDER, no visto este instituto como un aparato burocrático para pagar favores políticos, sino como una solución técnico administrativa a las necesidades de la población y la falta de recursos económicos para el deporte y la recreación, es decir, que sostengo hoy la propuesta que hice en mi campaña en el 2011 como candidato a la Gobernación de Caldas.

 

Nuestros deportistas se preparan para participar en los próximos juegos nacionales, algunos de ellos hacen toda clase de sacrificios, y sus progenitores también, con el único fin de que puedan tener una participación en representación de unos colores que son los de sus departamentos.

No obstante, algunos entes territoriales no cuentan con la debida preparación, recursos y patrocinio para desplazar sus máximas figuras a fin de participar en cada una de las modalidades que tienen estas justas, y en algunos casos, los técnicos y deportistas se ven obligados a llamar la atención de los gobernantes, saliendo a las calles a mostrar su insatisfacción e inconformidad.

En algunos departamentos, los recursos de un año para otro se han disminuido hasta en la mitad o más para actividades que fomentan y estimulan el deporte, no solo en lo profesional sino aficionado, cuando la ley es muy precisa y clara al establecer que los presupuestos no pueden reducirse, es decir, que por lo menos, debe ser la misma suma en su inversión en relación con la que se termina el año anterior.

Y se determina que es inversión y no gasto, por cuanto a través de las actividades deportivas, también culturales, lúdicas y recreativas, se permiten espacios de participación a niños, jóvenes y personas mayores, lo que sin duda se traduce en mejores condiciones de vida, que de contera, tiene su consecuencia respecto de la salubridad de la población. Socialmente es indispensable, puesto que lo que la juventud reclama hoy día, y no solo ellos, son espacios precisamente para tener en qué aprovechar parte de su tiempo libre.

Si el deporte y la educación física tienen incidencia directa en la salud, en la formación del individuo, en la libre escogencia de lo que deseo hacer, en las posibilidades de desarrollo que las diferentes disciplinas me ofrecen como ciudadano, es indiscutible que estamos frente a un auténtico derecho fundamental, el cual debe fomentar, propiciar y fortalecer el Estado, en este caso, la nación, los departamentos y los municipios, como lo establece el artículo 52 constitucional.


Comments

Tamaño de letra