El Gobierno Nacional debe hacerle frente al mototaxismo: Senador Virgüez

Senador_Manuel_Virguez_MiraAnte los lamentables hechos ocurridos en Florencia (Caquetá), donde se adelantaron operativos que pretendían controlar el mototaxismo, el Senador del Movimiento Político MIRA, Manuel Virgüez, hizo un llamado al Gobierno Nacional para que formalice, ordene y reglamente la prestación de este servicio.
El mototaxismo se origina en el departamento de Cordoba, en el municipio de Cotorra en el año de 1983, por la necesidad de transportarse de una vereda a otra, y como una fuente de ingresos. Hoy se calcula que existen 500 mil motos dedicadas a esta actividad  en Colombia.
Según el Congresista, algunos Alcaldes del país en el intento de controlar este fenómeno, han impuesto restricciones a la movilidad, que no han aportado soluciones, pero si han generado la violación de  derechos básicos a los demás motociclistas. Tampoco ha ayudado a evitar la crisis del servicio público de pasajeros que en algunas ciudades prácticamente ha desaparecido.

El Parlamentario afirma que muchos motociclistas se han visto afectados con limitaciones absurdas como el deber portar el pasado judicial para transitar o sólo poder surtir gasolina hasta las 6.00 pm. “Las restricciones a la movilidad, como el pico y placa y otras ochenta, han demostrado su fracaso durante 13 años para controlar el mototaxismo, ayudar a la movilidad y a la seguridad vial”.

 “Las restricciones obedecen más a un deseo de las administraciones locales por recaudar, sin que exista un control riguroso a la inversión de estos dineros. Por eso le solicito a la Contraloría y a la Procuraduría realizar seguimiento a este tipo de medidas ilegales, que se toman de manera permanente, sin contar con la competencia, y que, afectan el derecho a la libre circulación. La posibilidad de las personas a circular libremente dentro del territorio nacional, a entrar y salir de él y a permanecer y residenciarse en el país; sólo puede ser limitada por el Congreso de la República, y no pueden los Alcaldes violentar este derecho como ha venido sucediendo.” Agregó Virgüez.

Si el Estado Colombiano, incluyendo las autoridades locales, persisten en controlar el mototaxismo sólo a través de medidas policivas que restringen la movilidad y la circulación de las motocicletas, la violencia aumentará. “Los hechos ocurridos en Florencia, son reflejo de lo que ha sucedido en Barranquilla, Sincelejo, Montería y otras ciudades de la costa Caribe, que demuestran las equivocaciones de las medidas adoptadas”. Manifestó Virgüez. 
 
“La situación de estas familias no es fácil, un mototaxista tiene que estar 16 horas en una moto, sin seguridad social y sin un salario fijo. Una manera de controlar el fenómeno es que el Gobierno Nacional brinde alternativas laborales para esta población. Se deben generar programas desde el Estado Colombiano para ofrecer salidas concertadas entre los mototaxistas, las empresas de transporte público y los Alcaldes”. Puntualizó Virgüez.
 
El parlamentario señaló que el  servicio público de pasajeros en motos es posible, y que el ejemplo está en países como Brasil, Inglaterra y España, donde se ha regulado para ofrecer un servicio con garantías de seguridad; y señaló que incluso pueden ser utilizadas como rutas alimentadoras de los sistemas masivos de transporte. “Es necesario profesionalizar el mototaxismo para regularlo, ordenarlo y sobre todo para controlarlo. Hay municipios colombianos en los cuales la única posibilidad de transporte la constituye una moto. El Gobierno Nacional no puede desconocer esta realidad. Estas propuestas ayudarían a que el transporte de pasajeros en buses y busetas no desaparezca, y  a generar posibilidades reales para el mototrabajador”.  

“No es deseable para un país que los sistemas masivos de transporte de pasajeros desaparezcan, y sean sustituidos enteramente por el mototaxismo; para ello, es necesario controlarlo para desmontarlo paulatinamente con  medidas sociales”.

Finalmente el Legislador indicó que: “Llegó la hora para que el Gobierno Nacional asuma esta problemática con toda responsabilidad. Llegó el momento de enfrenar esta realidad, económica y social, con medidas estructurales que permitan que los colombianos puedan disfrutar de un transporte público que los movilice con dignidad y seguridad. Así mismo, invitamos a los mototaxistas del país para que, por la vía del diálogo se busque una solución a la difícil situación que a diario viven, y no fomentando violencia que enfrenta al pueblo colombiano”.

Comments

Tamaño de letra