“A pesar de haber una legislación fuerte y con castigos ejemplarizantes, autoridades desconocen la forma como tienen que calificar los delitos”: Gloria Stella Díaz

“Lo primero que hay que hacer para que este tipo de situaciones se identifiquen como “Feminicidio”, es que las autoridades tengan un proceso de capacitación y entiendan que no es lo mismo matar a un ciudadano común y corriente que matar a una mujer. Lo digo de esta manera: Cuando el delito o el asesinato se comete en la persona de una mujer, las autoridades por ley, -porque ya existen las leyes de la República-, deben calificarlo como femicidio, o feminicidio. El femicidio es aquel que se comete en la persona de una mujer, por el sólo hecho de ser mujer. Y el feminicidio es cuando el asesinato es cometido por la pareja, llámese compañero, esposo, o novio”.

“Pero tenemos un grave problema en Colombia: Y es que a pesar de haber una legislación fuerte, robusta y con castigos ejemplarizantes, las autoridades y los operadores judiciales desconocen la forma como tienen que calificar los delitos. Es muy importante que todas las organizaciones y las mujeres que están liderando estas marchas, estén al frente, al tanto y garantizando que las autoridades califiquen estos delitos como los tienen que calificar”.

“Nosotros iniciamos a nivel nacional una campaña llamada “Con Maltrato NO Hay Trato”. Y está dirigida a todas las autoridades y a todas las instituciones, para que esas leyes que existen en Colombia para beneficio y para protección de los derechos de las mujeres, se cumplan. Porque de nada sirve que nosotros hayamos expedido una ley de la República que castiga fuertemente el hecho de asesinar a una mujer y los operadores judiciales califiquen el delito de otra manera; dándole la oportunidad a los agresores de que tengan beneficio y salgan en el menor tiempo posible”.

“O cuando revictimizan a la víctima. Una mujer que está denunciando violencia intrafamiliar; claramente la Ley 1257 del año 2008, dice que las mujeres deben ser escuchadas; no pueden ser revictimizadas y tienen que ser atendidas de manera integral por los servicios de salud, tan pronto se presenta la violencia. Pero cuando una mujer llega a denunciar, ¿qué encontramos? Que el Comisario o la Comisaria de Familia lo primero que hace es decir: “¿Usted qué le hizo a su pareja? ¿Cómo lo provocó? ¿Para qué le reclamó si sabía que él estaba borracho? Algo debió hacer para que la golpee”. Esas son formas de revictimización”.

“O cuando se demoran llevando a la víctima para que sea atendida por el servicio de salud, o le ponen obstáculos para recibir la denuncia. O simplemente no le ponen una medida de protección y llaman al agresor y los ponen a conciliar. Es importante que la gente sepa que en el delito de violencia intrafamiliar la conciliación no cabe. Ese delito no es conciliable ni es querellable. O sea, no se puede desistir una vez se haya colocado una denuncia. Puede que la causa del asesinato sean motivos pasionales. El problema está en cómo el operador judicial, bien sea la Fiscalía General de la Nación, o el Juez de Garantías, califiquen el delito”.

“Porque si la mató por motivos pasionales, evidentemente se debe calificar el delito no como homicidio, sino como feminicidio. Y calificado como tal, entonces el asesino se hace acreedor a la pena máxima que puede ser hasta de 50 años”.

“Fíjense lo que pasó con el caso de la niña Yuliana Samboní. Y de este perverso y pervertido Rafael Uribe Noguera. A él el fiscal le calificó el delito de feminicidio, porque se cometió en una niña, pero era una mujer. Entonces el llamado que yo hago a las autoridades en el Municipio de Aguazul y el Departamento del Casanare, es que se enteren y tengan el conocimiento de las leyes que hoy están rigiendo frente a los derechos de la mujer y califiquen los delitos como los deben calificar. Porque no da la misma pena el delito de homicidio, que el de feminicidio”.

“Las mujeres no sólo son víctimas de feminicidio. El feminicidio es el último paso de violencia contra una mujer. Pero hay varios tipos de violencia. Está la violencia física, la psicológica, sexual, intrafamiliar, laboral. Yo en el Congreso de la República también fui autora de una ley que buscó que en Colombia las mujeres ganaran igual salario que los hombres.

“Y esa ley hoy todavía no ha sido reglamentada por el Gobierno Nacional y encontramos con gran preocupación que la brecha de salario entre hombres y mujeres está alrededor del 20%. Y la pregunta que yo me hago, es porqué una mujer tiene que ganar menos que un hombre cuando tiene la misma experiencia, los mismos estudios y desempeña las mismas funciones. Si la ley dice claramente que deben ganar igual salario que los hombres cuando tienen estas mismas características. Entonces lo que uno se da cuenta es que la ley no se cumple. La ley existe, pero ni las autoridades, ni los operadores judiciales la aplican”.

“En materia de protección para los derechos de las mujeres ya casi está dado todo. Sólo se necesita que las autoridades hagan lo que tienen que hacer. Por ejemplo en el caso de la violencia intrafamiliar, que es el primer paso para que el delito pueda terminar en feminicidio. Si un Comisario de Familia, o un Fiscal, cuando una mujer va a denunciar que es maltratada, no le da una medida de protección, no la aparta del agresor, este termina asesinándola violentamente en muchos de los casos”.

“A pesar que yo soy Concejal de Bogotá, sigo trabajando de la mano de la bancada de Congresistas del Partido MIRA en el Congreso de la República, y acabamos de presentar un Proyecto de Ley que busca fortalecer las medidas de protección, porque hemos evidenciado que cuando a una mujer le colocan una medida de protección habiendo sido víctima de violencia intrafamiliar y hay hijos de por medio, el agresor se aprovecha de la situación para ir a visitar a los hijos y agrede nuevamente a la mujer y la maltrata física, verbal o psicológicamente”.

“Entonces, lo que estamos proponiendo en este proyecto de ley es que cuando haya un régimen de visitas porque hay hijos comunes, no se hagan en el domicilio de la víctima, sino en un sitio neutral y supervisado por una autoridad. Porque ya hay casos por ejemplo en Bogotá, donde una mujer fue asesinada por su pareja porque el hombre aprovechó que tenían un bebé de siete meses y con el pretexto de visitarlo, estando ella sola con el niño, no tuvo ningún problema en degollarla, le propinó tres puñaladas, y le quitó la vida. Por eso hay que poner límites y distancias entre el agresor y la víctima, para que este tipo de casos no se presenten”.

“Y algo también muy importante que estamos buscando, es que el tema de la cuota alimentaria es del papá y de la mamá en un 50% cada uno. Pero cuando la mujer ha sido víctima de agresión y esa agresión ha generado una incapacidad, nosotros proponemos que el cien por ciento de la obligación alimentaria la cubra el agresor. Ni más faltaba que la mujer luego de ser golpeada y maltratada tenga que cubrir el 50% y cómo lo va a hacer si está incapacitada a causa de la violencia a la que fue sometida”.

Comments

/ In Casanare / By / Comentarios desactivados en “A pesar de haber una legislación fuerte y con castigos ejemplarizantes, autoridades desconocen la forma como tienen que calificar los delitos”: Gloria Stella Díaz
Accessibility
Cerrar