ESLABON DE AMOR SOCIAL

¿Quien tiene la voluntad en su corazón de alejarse de las cosas rutinarias que el día a día nos muestra para entregarse a los demás sin pedir nada a cambio más que una sonrisa o un simple gracias?. Esta es solo una de las cualidades que reflejan los verdaderos MIRAISTAS que con un actitud altruista y notoriamente social piensan no solo en ellos mismos sino en los demás.

En una sociedad como la nuestra en la que los valores morales no tienen una connotación trascendente por lo menos hacia lo positivo es importante comenzar a generar una estrategia comunitaria de rescate humano bajo unos parámetros de dignidad y de amor muy bien fundamentados sobretodo en aquellos que los apliquen y no consignados como hasta hoy en muchos libros y folletos quedando completamente muertos en un cajon que con el tiempo pasara a ser el alimento de un botadero comunal. Por eso y por más existe MIRA. Porque en una sociedad donde el abandono es absolutamente atropellante e implacable nuestro movimiento se presenta como una opción real, verdadera, palpable, comprobable y accequible para que todos aquellos que de ” sincero corazón” quieran despojarse por algunos momentos de si mismos para vestirse con la ropa de los demás, puedan hacer esa labor desde su perspectiva, conocimiento, experiencia o simplemente desde su más profundo deseo de colaborar y dar una mano al que más lo necesita.

Y es que no estamos hablando solamente de donar dinero, bienes, comprar mercados, ropa, sino de algo más profundo, tal vez intangible pero más real que aquello que sentimos en las manos: se trata de ser un eslabon más en la cadena de amor social que día a día se conforma y que ha surgido desde que nacio el movimiento hace 10 años como la alternativa que muchos desposeidos, necesitados y hasta desorientados tienen para poder encaminar sus vidas de una manera mas digna y con un espectro claro y visible de posiblidades reales que les permitan acceder a aquellos beneficios que muchos tienen y hasta desprecian pero que en sus vidas si representa una verdadera luz en medio de la oscuridad como lo puede ser un simple corte de cabello, unos zapatos para no caminar descalzos o un pan y café acompañados de un infinito amor y optimismo de que toso puede mejorar. 

El cambio empieza por nosotros con una denodada actitud positiva frente al ambiente pesimista que día a día podemos encontrar de manera casi vulgar e infame en algunos medios que pretenden precisamente eso: mantenernos atados y sometidos a una tortura sicologica de que todo va mal y que es muy dificl que pueda ir mejor. MIRA ha demostrado que eso no es cierto y ha recurrido a lo que gran parte de la sociedad ha olvidado en el desvan del recuerdo: la conciencia. Y esa conciencia personal y social es la que nos ha llevado a seguir adheriendo eslabones a nuestra cadena que se unen convencidos que si es posible resurgir y sí es posible dar a los demás sin ninguna intermediación de corrupción como frecuentemente pasa, con plena seguridad que cualquiera que sea su aporte material o moral quedará sembrado en quienes mas lo necesitan .

Tal vez muchos se pregunten como pueden ser eslabones en esta cadena y participar de una reconstrucción social real que ya se vive al interior de nuestros grandes directores de orquesta a nivel país con claro reconocimiento de sus actos limpios, honestos y sociales y yo simplemente les dejo una reflexión: ¿Cuánto ha aprendido, recibido y ganado desde su primer aliento de vida y cuanto de todo ello han compartido con quienes nunca podrán tener lo que usted ha conseguido? Es tiempo de sembrar para que otros recojan…tal vez sea usted mismo!.

Comments

Accessibility
Cerrar