Grave riesgo de parálisis del servicio de cremación de cadáveres en Bogotá por incumplimiento de normas ambientales.

Como, “muy grave”,  calificó el cabildante la situación de obsolescencia de los hornos crematorios de los cementerios del Norte y del Sur,  los cuales por haber cumplido su vida útil no pasarían las pruebas isocinéticas ordenadas por las normas ambientales, lo cual conduciría a la paralización inmediata de más de 1.100 cremaciones que mensualmente se realizan en estos dos cementerios del Distrito, para evitar los efectos negativos en materia social y ambiental.“Hace más de dos años hemos venido denunciando la grave afectación a la salud de los bogotanos y al ambiente de la ciudad, por causa de la contaminación generada por los hornos crematorios, pero siempre fuimos desmentidos por la UAESP, quien reiteradamente ha manifestado que los equipos utilizados cumplen estrictamente con los niveles autorizados para la emisión de partículas contaminantes, gases tóxicos y el control de olores ofensivos. Sin embargo ahora el mismo Concesionario, encargado de la operación de los hornos crematorios distritales, hace la advertencia sobre la inminente paralización del servicio debido al mal estado de los equipos de cremación, los que califica como defectuosos, obsoletos, estructuralmente agotados y con fallas que generan condiciones de trabajo peligrosas”, señaló el Concejal Cardozo.

“Es inaceptable la falta de responsabilidad de la Administración Distrital al permitir la operación de éstos equipos sin el cumplimiento de los estudios isocinéticos, a sabiendas de la grave afectación al ambiente y a la salud de los habitantes de los sectores aledaños a los cementerios, pues según el Concesionario, Inversiones Montesacro, el alto desgaste de los hornos puede acarrear que el material particulado vaya contaminado con residuos de la infraestructura de los mismos, incumpliendo los requisitos mínimos de la norma. En el caso del Cementerio Norte el horno 3 se encuentra fuera de servicio, lo cual, en criterio del operador, puede llevar a la suspensión del permiso de emisiones para ese cementerio.

Esperamos que esta vez, ante la evidencia de la irregularidad, las autoridades ambientales y los órganos de control actúen con celeridad y eficacia en defensa de la salud de miles de bogotanos, y la UAESP asuma con responsabilidad esta importante función”, concluyó el Concejal.

Comments

Accessibility
Cerrar