¡El aire limpio es bueno para la conciencia!

Poco se habla de las consecuencias que tiene el usar un automóvil, aparte de estar preocupados por llegar temprano a trabajar o estudiar nada mas parece tener relevancia.

Lastimosamente, las circunstancias que nos envuelven diariamente permiten que el afán o la comodidad pasen por encima del bienestar general. Afortunadamente existen opciones ecológicas, acciones que permiten salir de la rutina, así sean esporádicas, desde hace más de 10 años en Bogotá se ha implementado un día con énfasis ambiental, en los primeros días de febrero se realiza el “día sin carro”, ahora llamado “día del aire puro”.

Este tipo de iniciativas nos permiten reflexionar acerca de la importancia que tiene el buscar alternativas. Es comprensible que a algunos genere molestia el “dejar las llaves” y tomar bus, pues es muy posible que tengan que enfrentar condiciones que pueden llegar a ser indignas, tan indignas como el hacinamiento extremo en un medio de transporte.

Reconociendo lo ya mencionado, y sabiendo que el uso de vehículos aporta en gran medida a la contaminación del aire, es pertinente el hacernos una pregunta: ¿como pueden existir ciudades donde sus habitantes prefieran el transporte público, a utilizar sus automóviles? La respuesta no es tan compleja, hay que dignificar los medios de transporte masivos, de tal forma que no sea un tedio, sino la opción más inteligente. Al usar un medio de transporte masivo, el usuario se ahorra parqueaderos, gasolina, estrés en los trancones, y muchas cosas más, aparte, las emisiones de CO2 se reducen.

La decisión queda en manos del usuario, si prefiere verse estrecho cuidando el ambiente, o si prefiere ir cómodo, poniendo en entredicho el futuro de los que vendrán, y aún el suyo propio, pues las consecuencias no han sido ajenas a estos tiempos.

Esperamos que aquellos que tienen en sus manos el presupuesto de la ciudad, tomen las decisiones mas acertadas, (y cuidando el arbolado de nuestra cuidad) mejoren la calidad de nuestro aire, por medio de la movilidad (y la dignificación del transporte masivo), de la seguridad en nuestras calles para que podamos usar las bicicletas, de incentivar practicas limpias a las empresas, en fin, existen soluciones que se pueden realizar, en este caso, grandes y que conllevan muchos esfuerzos, pero así también otras que parten desde lo sencillo, como plantar un árbol y cuidar de él.Jóvenes Con-Ciencia Ambiental

Comments

Accessibility
Cerrar