A Igual Trabajo, Igual Salario Por: Carlos Alberto Baena López

Desde tiempos inmemorables la Igualdad entre hombres y mujeres se ha convertido en fuente de debate, luchas y múltiples análisis. Avances importantes se han registrado en diferentes momentos históricos que han permitido el reconocimiento de derechos políticos, sociales y económicos, traducidos en una mayor proporción a favor de las mujeres.

Por eso, hoy no resulta fuera de lo común, ver como ellas, de una manera responsable, honesta y comprometida, ejercen lugares privilegiados en diferentes espacios políticos y sociales en el mundo.

Presidentas, Gerentes Generales, Políticas, Empresarias; todas ellas, dondequiera que están, desempeñan un papel fundamental en la economía colombiana y mundial, dándole un enfoque más pluralista y brindando un dinamismo de conocimiento, carisma y compromiso.

Sin embargo, actualmente las cifras siguen siendo preocupantes. Según el DANE, la desigualdad salarial que hoy existe entre hombres y mujeres en el país, alcanza el 21%, siendo una de las brechas más altas en América Latina.

De acuerdo con el Ranking de Equidad de Género realizado por la firma consultora Aequales y el Colegio de Estudios Superiores de Administración, CESA, a septiembre de 2015, las mujeres ganaban un 12% menos que los hombres en cargos de “Segundo Nivel”. Sólo el 41% de la fuerza laboral de planta está conformado por mujeres; y en cargos de alta dirección las mujeres solo ocupan un 34%.

Por otro lado, según la Cepal, en su informe ‘Mujeres en la economía digital’, en países como Colombia, de 48,6 horas promedio que trabaja una mujer a la semana, únicamente recibe pago por 19,5 horas.

Para el Movimiento Político MIRA, desde hace 16 años, la equidad de género forma parte de su estructura programática y ha emprendido la defensa de éste tema, y aun más, del reconocimiento de la mujer en su rol activo y protagónico para el desarrollo de las comunidades.

Una de las brechas que nos propusimos cerrar como Movimiento, fue la Salarial. Gracias a un proyecto, que luego se convirtió en la ley 1496 de 2011, se garantiza igualdad salarial y de retribución laboral entre mujeres y hombres, cuando ambos desempeñando el mismo cargo, tienen experiencia, formación y resultados equivalentes. Allí también se creó el escalafón de Equidad de Género Corporativo, marco dentro del cual, la semana pasada, permitió reconocer desde el Congreso de la República, los esfuerzos de importantes empresas y compañías presentes en nuestro país.

En Equidad, hay que pasar del pensamiento, a la acción, luchando por su conservación pero sobre todo sabiendo y entendiendo, que entre hombres y mujeres, siempre a igual trabajo, igual salario.

Columna en el Diario impreso:

diariomira0405pag19

Comments

/ In En Impresos / By / Comentarios desactivados en A Igual Trabajo, Igual Salario Por: Carlos Alberto Baena López
Tamaño de letra