La deserción escolar es un cáncer maligno

Foto Diputado okEn sesión plenaria de la Asamblea Departamental de Risaralda, el Diputado Geovany Londoño González lideró el debate sobre calidad y cobertura de la educación del Departamento, donde se dieron a conocer cifras, observaciones, inquietudes y propuestas a la Administración Departamental en relación a la deserción escolar que se ve en los establecimientos educativos.

“Actualmente, el Departamento atraviesa una crisis sentida frente a la deserción escolar”. Así lo manifestó el Diputado Geovany Londoño quién a su vez expresó que “según el Perfil Educativo del Departamento de Risaralda que desarrolla el Ministerio de Educación Nacional, entre las causas más críticas de esta deserción están: hogares que cambian de domicilio, poco gusto por el estudio, dificultades académicas previas y  problemas económicos en los hogares. A esto sumado que la mayor cantidad de desertores se concentran en los grados sexto, séptimo, octavo y noveno con el 45,93 % de los desertores, lo cual desencadena que nuestros jóvenes risaraldenses al desertar de la educación tomen caminos incorrectos que le hagan en un futuro un daño a la sociedad”. Expresó.    

En la sesión plenaria, el Corporado del Movimiento Político MIRA dio a conocer como en la tasa de cobertura neta de educación, que mide la relación entre estudiantes matriculados en un nivel educativo que tienen la edad adecuada para cursarlo y el total de la población en el rango adecuado para cursar dicho nivel, cómo en la educación secundaria precisamente disminuye la cobertura. “Esto ha generado que no exista una educación efectiva en los municipios, tal como lo demuestra los resultados de las Pruebas Saber que da a conocer el ICFES, donde en un estudio se tomaron las 100 primeras instituciones educativas que ocuparon el más alto puntaje en el Departamento y apenas el puesto 22 lo vino a ocupar un Colegio Oficial, lo que denota que existen falencias en nuestro sistema educativo público”. Explicó el Diputado.     

Finalmente dio a conocer en el debate, propuestas generales para la educación como la implementación de una educación más personalizada, humana y cercana a la realidad de vida del estudiante, que potencialice las competencias de cada uno. “Hice el llamado a la Secretaría de Educación para que propenda por un trabajo transversal y mancomunado con las demás secretarías de despacho y que se ajusten los manuales de convivencia de los establecimientos educativos al Código de Infancia y Adolescencia, al Estatuto de Ciudadanía Juvenil, a la Ley 155 de 1994, especialmente en los fines de la educación que trata el artículo 5º,  el Decreto 1290 de 2009 acerca de cómo debe ser la evaluación del aprendizaje y también a la Política Pública de Juventud del Departamento de Risaralda”. Finalizó. 

Comments

Accessibility
Cerrar