ABC: Libertad Religiosa en Plan Nacional de Desarrollo: ¿Por qué es importante?

1. RELEVANCIA: Cuando un derecho como la Libertad Religiosa queda incluido en el Plan Nacional de Desarrollo, ello representa una muestra de qué tan importante es para la sociedad, el Estado y sus instituciones este tema. Se trata de un gran punto de partida: Colombia avanza como sociedad al reconocer que este tema es crucial para el desarrollo del país, de cara a los retos globales del siglo XXI.

2. CULTURA: Al establecerse recursos, instituciones y funcionarios que sepan del tema, se promueve una cultura de convivencia con respeto en la sociedad en general. Los ciudadanos empezarán a conocer y a respetar la Libertad de Culto y Creencia, así como socialmente han ido aprendido a convivir y cooperar unos con otros sin importar raza, género, orientación sexual, discapacidad, identidad política, entre otros.

3. REGIONES: El Plan Nacional de Desarrollo es la “hoja de ruta” del Gobierno, pero también irradia a las instituciones estatales en los territorios, es decir, Gobernaciones y Alcaldías. Eso quiere decir que se abre una gran oportunidad para promover la Libertad Religiosa, de Culto y Conciencia en departamentos y municipios. Así, el Gobierno Nacional deberá articular medidas con los futuros Gobernadores y Alcaldes.

4. MODERNIZACIÓN: Por ejemplo, cuando se incorporó por primera vez a las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación) como “política pública” en el Plan Nacional de Desarrollo, no existían secretarías u otras dependencias que se encargaran de “aterrizar” las acciones en los territorios. Igual sucederá con la la Libertad Religosa: en adelante, las administraciones públicas nacionales, departamentales, municipales y locales deberán “modernizarse” para defender este derecho.

5. RECURSOS: La decisión también es importante para la ejecución de una “política publica”. Ello significa que habrá presupuesto estatal para promover derechos y para hacer campañas de pedagogía ciudadana. Asimismo, que se establecerán instancias e instituciones del Estado, con funcionarios y expertos dedicados a garantizar que los ciudadanos disfruten de esta libertad como derecho.

6. INCLUSIÓN: Con el respeto a estas libertades todos ganamos como sociedad. Ahora no solo se respetará una determinada creencia, sino que se deberán respetar las creencias de todos, de todas las religiones, y también las de aquellos que no tienen religión o credo. Así todos nos veremos representados en la acción del Estado en la materia.

En conclusión, con la aprobación de la Política Pública de Libertad Religiosa, de Cultos y de Conciencia, incluida esta semana en el Plan Nacional de Desarrollo, se da un gran paso en la cultura de Paz en Colombia.

Comments

Accessibility
Cerrar