Libreros sin garantías para trabajar

Las editoriales no les venden

En el año 2001, El Alcalde de ese momento, sancionó el Acuerdo 32 de 2001, cuyo objetivo es el desarrollo de ferias callejeras del libro 2 veces al año y en diferentes partes de la ciudad, con el apoyo de la Administración Distrital y las Alcaldías Locales. Pero en las ocasiones en que los libreros reubicados en el Centro Cultural del Libro, han radicado peticiones para que se realicen las ferias son negadas por parte de las Alcaldías Locales. A esto se suma que las casas editoriales no les venden material legal denunció el Concejal Humberto Quijano Martínez de la Bancada de MIRA. Diferentes cartas han tramitado los Libreros ubicados en el Centro Cultural del Libro a todas las Alcaldías Locales, donde solicitan un espacio para desarrollar ferias callejeras, como lo ordena el Acuerdo 32 de 2001, pero a todas ellas se ha dado respuesta negativa justificando la necesidad de permisos entre entidades o la realización de eventos de otros gremios, entre otras. Los líderes de los libreros se han reunido en el Concejo de Bogotá, manifestando su necesidad de apoyo a la Secretaría de Cultura, el IPES, la Secretaría de Gobierno y la Cámara Colombiana del Libro. Las instituciones expresan sus buenas intenciones pero sin acciones concretas.

Uno de los opiniones más importantes la presentó la Cámara Colombiana del Libro, declarando su interés en ayudar a estos pequeños comerciantes, siempre y cuando se garantice la no venta de material ilegal, motivo por el cual, muchas editoriales han dejado de entregar a estos comerciantes sus herramientas básicas de trabajo: Libros. Debido a esto, los representantes del gremio se comprometieron a realizar un acuerdo con cada vendedor de no comercializar mercancía ilegal y así las editoriales les podrían entregar libros legales sin ningún problema.

Pero mientras los libreros iniciaban la labor de suscribir los acuerdos, las pocas editoriales que les entregaban libros, les cerraron las puertas y las que aún les venden, redujeron el porcentaje del cual se sustentan estos vendedores.  “No entendemos por qué no se cumple con lo que se acuerda. No deben vender ilegal, pero no les entregan mercancía legal. La Administración debe apoyar estas ferias, pues el Acuerdo así lo estipula, pero adicional a ello, las entidades deben propender por que estos comerciantes tengan mejores condiciones de trabajo, destacó el Concejal de MIRA, Humberto Quijano Martínez.

Comments

Accessibility
Cerrar