Liderazgo Religioso y Construcción de Paz Por: Carlos Alberto Baena López

2015-07-30_0919Hace poco más de un mes, en medio del Congreso Mundial de Líderes Religiosos que se llevó a cabo en Kazajistán, el Secretrario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, dijo: “En tiempos de turbulencia, los líderes religiosos pueden dar cohesión a las comunidades para que se mantengan unidas, y pueden encontrar una base común para la paz y la resolución de problemas”.

Esa afirmación es relevante internacionalmente, cuando el mundo se debate entre la realidad del multiculturalismo y del pluralismo interreligioso; cuando la sociedad, a veces mal informada, crea y sostiene prejuicios asociados a la Fe de millones de personas.

Pero al mismo tiempo, también es importante entre nosotros. Los fenómenos negativos asociados de alguna manera, al Hecho Religioso, no obedecen por sí mismos a la razón de ser de cada uno de esos Sistemas de Creencias, sino más bien, como muchos de sus líderes afirman, son producto de distorsiones en las bases o en los mensajes en su Fe.

Lo que corresponde hacer entonces, es fijarnos en el común denominador para cualquier confesión, religión, espiritualidad, o sistema de valores. Allí, de un lado se encuentra la búsqueda del bien común; y de otro, yacen las garantías jurídicas supranacionales y nacionales, que aparecen en los ordenamientos. Entre ellas muy especialmente la Libertad Religiosa.

Es pues en medio de ese contexto, que el papel de los líderes y lideresas religiosos de este tiempo, cobran la mayor relevancia. Veamos porqué: En un Estado que no sólo garantiza, sino que promueve acciones afirmativas, para el ejercicio de las libertades fundamentales, como la de religión, la de culto, o la de conciencia; y en medio de una sociedad que crece día a día en términos de Convivencia con Respeto, que reconoce la diversidad y comparte con ella sin agresividad, exclusión ni violencia; el líder religioso contempla esas mismas circunstancias, ve los puntos comunes, y desde su Creencia, respeta las demás, y reconoce en ellas el deseo de un presente y un futuro mejor para el otro mismo, y para la sociedad entera.

Esa es, en muy pocas palabras, la importancia del trabajo social y religioso, en cada pequeña población o en las grandes ciudades, en el campo, en el territorio, en el corazón de las personas, abonando el terreno constantemente, creando bases sólidas para la construcción de una verdadera Cultura de Paz.

Columna en el Diario del Huila: http://www.diariodelhuila.com/opinion/liderazgo-religioso-y-construccion-de-paz-cdgint20150818070406172

Versión impresa:

diariomira0818pag19 (1)

 

Comments

/ In En Impresos / By / Comentarios desactivados en Liderazgo Religioso y Construcción de Paz Por: Carlos Alberto Baena López
Tamaño de letra