Ligereza o Responsabilidad. Por: Carlos Alberto Baena

Hablar por hablar siempre trae sus repercusiones negativas, mucho más cuando se hace de manera anticipada, ligera y sin pensar en las consecuencias. En este sentido, es lamentablemente usual, encontrara a quienes que, de manera irresponsable, emiten un juicio o una aseveración en contra de otra persona, o en contra de organizaciones, sin fundamento ni base alguna. Recientemente, algunas situaciones llaman la atención del país y del mundo entero.

Cada quien en su plena libertad de expresión, es libre de opinar y defender con argumentos, sus puntos de vista, sin embargo cuando esas afirmaciones traspasan el límite del respeto y la prudencia, se convierten fácilmente en insultos y agresiones, o en delitos como la injuria, la calumnia o el hostigamiento. Por ejemplo, la abogada y presentadora de televisión Ana María Polo, en su programa “Caso Cerrado”, traspasó esos límites y vulneró muchos derechos cuando, sin más fuentes que internet y de manera descalificadora, atacó a la más alta jerarquía de una Institución Religiosa debidamente reconocida por el Estado Colombiano, y por muchos otros países: a la Doctora María Luisa Piraquive, líder de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional.
diariomira3006pag19

Comments

Tamaño de letra