Lo bueno, lo malo y lo feo de la nueva Valorización en Bogotá

 “Ha terminado la incertidumbre que por más de 4 meses tuvo en vilo a la ciudad respecto del cobro de la Contribución de Valorización y esto es positivo pues permite reactivar las obras públicas tan necesarias para la capital”, expresó el Concejal del MIRA, Jairo Cardozo Salazar.

 

“Este arduo proceso ha dejado cosas buenas, cosas malas y cosas feas. Lo bueno: el esfuerzo de la Administración Distrital y el Concejo para encontrar consensos; el responsable trabajo de los ponentes; la disminución de la carga para los ciudadanos en más de un 54% al pasar el monto distribuible de $850 a $381 mil millones; el bajo monto de las contribuciones que según los cálculos entregados por el IDU oscilarán entre los $230 mil y los $938 mil pesos para los estratos 1 al 5 y $4.2 millones para el estrato 6; y, la exclusión del cobro para 180 mil predios con avalúo catastral inferior a $80 millones de pesos.

 

Lo malo: que se hayan mantenido once obras bajo el imperio del actual Estatuto de Valorización que ha demostrado hasta la saciedad tener graves inequidades, como por ejemplo que se grave a inmuebles distantes más de 10 Km de las obras y que en consecuencia no reciben ningún beneficio real; que no se haya derogado de manera definitiva el POZ Norte el cual adolece de las mismas inequidades; que algunos ciudadanos asuman mayores cargas al pagar obras por valorización y obras por endeudamiento lo cual puede romper el equilibrio; y, que no se hayan tenido en cuenta las recomendaciones de la Procuraduría General de la Nación en cuanto a garantizar que el valor cobrado a cada uno de los inmuebles corresponda con el beneficio que ellos reciban con ocasión de las obras.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Accessibility
Cerrar