Más barato tanquear en Libia: Alexandra Moreno Piraquive

Moreno_Piraquive_Alexandra_5Los titulares de prensa con los precios internacionales del petróleo disparados por la crisis del medio oriente y las revueltas en países como Libia, se han convertido en la excusa perfecta del Gobierno nacional para salirle al paso a los colombianos que hoy nos quejamos por las continuas alzas en el precio de los combustibles, pese a que nuestra producción sigue creciendo y entregando millonarias ganancias al Estado y a Ecopetrol nuestra empresa petrolera emblemática.

De nada han valido importantes debates realizados en el Congreso de la República, en los últimos años donde se ha buscado que el Gobierno revierta la fórmula con que taza los precios de los combustibles, echando mano de cuanto impuesto se le ocurre a sus experimentados técnicos que por lo visto no conocen otra solución que aumentar el precio sin ruborizarse.

¿No sé qué va a pasar?, el Gobierno desde hace varios meses ha anunciado entregar una nueva fórmula, pero hasta el sol de hoy no ha pasado nada. No se ha escuchado el sentir de miles de colombianos que se vienen quejando por el reiterado incremento en los costos del ACPM y la gasolina y por el encarecimiento del trasporte y los alimentos que trae consigo las alzas así, el Ministro de Minas con sus cuentas alegres trate de desconocerlas.

No es posible, que el Gobierno mantenga su actitud de evadir su responsabilidad ante el pueblo y no salga a explicar que es lo que realmente está pasando con los precios de los combustibles, pues en los tres primeros meses de este año, ya se han realizado alzas que alcanzan los $460 pesos, lo que al modo de ver de empresarios del sector podrían llevar a 10.000 pesos el galón de gasolina antes de diciembre.

Otro cuento que nos tenemos que aguantar los colombianos es el tema de los biocombustibles, que se ha convertido en uno de los factores directos para elevar los costos del Diesel y la Gasolina, al tener que subsidiar su producción que hoy por hoy, está enriqueciendo a un sector que ya tiene suficientes beneficios. El Costo de producción de biocombustibles por galón en el país está alrededor de los $ 8.000 pesos, mientras en Brasil el mismo galón es de $3.000, lo que demuestra que la actitud esgrimida por el Gobierno frente al costo de oportunidad en este caso no es válida, porque en vez de estarlo produciendo aquí a costos altos, deberíamos comprarlo en el mercado brasileño y ganarnos $5.000.

Sólo resta decir que tal y como están las cosas, no sabemos cuál va a ser la actitud de la gente frente a las continuas alzas en los combustibles. Ya se ha comenzado a pasar la voz sobre la protesta contra los altos costos de los combustibles en las redes sociales y el tema ha comenzado a crecer, al punto de que ya se están jugando fechas para hacerle un gran plantón al Gobierno.

Comments

Accessibility
Cerrar