MIRA pide decretar emergencia social por crisis carcelaria

Durante el debate a la crisis carcelaria que se realizó en la plenaria de la Cámara de Representantes, el Senador Carlos Alberto Baena del Movimiento Político MIRA, le propuso al gobierno nacional que decrete la emergencia social ante la crisis que viven las cárceles del país y que cree una Mesa Nacional de Concertación que permita elaborar un nuevo Código Nacional Penitenciario.

Estamos ante una inminente amenaza de orden público y social, derivada de un pésimo manejo carcelario, que se ha originado por falta de voluntad política, negligencia administrativa, corrupción, un lento y débil sistema judicial y falta de políticas de rehabilitación de los internos.

Durante varios años el gobierno solo se ha preocupado por llenar las cárceles y hoy parecen “galpones de pollos” con pésimas condiciones para seres humanos: hacinamiento hasta del 400% en algunas de las 142 cárceles del INPEC, establecimientos de mero encierro y no de rehabilitación, muertes y deterioro en la salud de los internos derivados de una deplorable atención médica a cargo de CAPRECOM, 21 cárceles con los internos en huelga de hambre, escases de guardianes, índices de reincidencia del 30%, cárceles sin servicios públicos y en algunos casos con agua no apta para el consumo humano, entre otros problemas.

Descongestionar los trámites de libertad pendientes, apropiar los recursos necesarios para aumentar los cupos y garantizar los procesos de rehabilitación, cumplir con la protección de los derechos humanos, procesos meritocráticos en la selección de los profesionales y guardianes que laboran en las cárceles, construir hospitales o clínicas penitenciarias, fortalecer los programas de rehabilitación de drogadictos, crear un programa de pasantes y voluntarios, crear jueces de descongestión de ejecución de penas, establecer una auditoria conformada por los tres poderes, la Defensoría y la Procuraduría, ordenar un programa especial de atención en servicios públicos y definir un sistema de priorización de cupos penitenciarios, son algunos de las reformas que permitiría decretar la emergencia social.

Mientras se avanza en el desarrollo de los decretos de la emergencia social, podemos crear la Mesa Nacional de Dialogo, con la presencia de representantes de todas las cárceles que maneja el Inpec, del Gobierno, de la Defensoría del Pueblo, de los Entes de control, del Congreso, entro otros; con el único fin de definir un nuevo Código Nacional Penitenciario.

Baena, en compañía de varios Representantes a la Cámara, visitó ayer la Cárcel la Picota y pudo constatar las condiciones de hacinamiento, corrupción, salubridad, alimentación y derechos humanos; en que viven los cerca de 8 mil reclusos de este centro penitenciario de Bogotá.

El gobierno anunció hoy la construcción de seis mega cárceles, pero pese a este esfuerzo aún nos quedaría un déficit cercano a los 9 mil 100 cupos. “La crisis no se soluciona sólo construyendo nuevas cárceles, sino creando una verdadera política integral de rehabilitación de los reclusos”.

Conozca la gestión de MIRA frente a la situación carcelaria del país:

 

Comments

Accessibility
Cerrar