No Más Violencia Contra la Mujer. Por: Carlos Alberto Baena López

El Día Internacional de la NO Violencia contra la Mujer, una fecha que invita a la reflexión, marca la protesta de una sociedad que busca de manera insistente, reivindicar el derecho de la mujer a ser respetada, valorada y sobre todo, dignificada.

No es para menos. Hoy en el planeta el panorama es desalentador. Según la Organización Mundial de la Salud OMS, el 35% de las mujeres del mundo han sufrido violencia de pareja o violencia sexual por terceros en algún momento de su vida. El 38% de los asesinatos de mujeres que se producen a nivel global, son cometidos por su pareja. Estas cifras respaldan la famosa frase del periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano, cuando dijo: “El miedo de la mujer a la violencia del hombre, es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo”.

En países como Siria, Sierra Leona, Nigeria o el Congo, por nombrar algunos, niñas de entre 4 y 18 años son secuestradas y vendidas como “esclavas sexuales” a distintos lugares de la región y sometidas a todo tipo de violencia física y sicológica.

En Colombia, la situación no es más alentadora. El lugar más peligroso para ellas es su propia casa. Medicina Legal indica que 6.219 mujeres al día de hoy se encuentran en alto riesgo de ser asesinadas por su compañero sentimental, de las cuales 1.658 están en nivel crítico. ¿Por qué? Porque cada 53 minutos llega a las puertas de ese instituto, una mujer maltratada físicamente por su pareja.

Por otra parte, la Unidad de Víctimas afirma que según sus registros, las mujeres suman más de cuatro millones, a causa del conflicto armado. Además, se cuenta casi medio millón de ellas asesinadas y unas 72.000 han padecido el desaparecimiento forzado.

¿Cuál entonces es el deber de la sociedad? Valorar, cuidar y sobre todo, propender el bienestar de la mujer como el fiel reflejo del amor y del agradecimiento que como hombres e individuos, debemos sentir hacía ellas.

Es preciso pasar de la reflexión a la acción, para que mediante hechos, cada uno de nosotros, como individuos, como sociedad, como país, digamos NO MÁS. No se puede permitir, bajo ninguna circunstancia, la violencia física, ni verbal, ni sicológica en contra de la mujer. La caricia no puede ser suplantada por el golpe; la palabra de aliento y apoyo, no puede jamás convertirse, en el grito ofensivo y humillante.

Columna en el Diario del Huila.com: http://www.diariodelhuila.com/opinion/no-mas-violencia-contra-la-mujer-cdgint20151124081044186

Edición impresa:

diariomira1124pag19

Comments

Accessibility
Cerrar