“No fijar altas contribuciones para subsidiar servicios públicos”: Concejal Jhon James Marin

Concejal_ChinchinaLa Administración de Chinchiná debe aplicar parámetros de justicia social y solidaridad al imponer contribuciones  superiores al 20% a usuarios comerciales, industriales y residenciales del estrato 5 en sus consumos de acueducto, alcantarillado y aseo.  Así lo expresó el concejal Jhon James Marín, con el apoyo de los vocales de control del municipio.

El pronunciamiento se produjo durante la discusión del proyecto de acuerdo 037 de 2010, mediante el cual se fijan los factores solidarios o porcentajes con los que deben contribuir los usuarios residenciales, industriales y comerciales para subsidiar los consumos básicos de acueducto, alcantarillado y aseo de los estratos 1, 2 y 3.

Expresó que a partir del 25 de marzo de este año, el Consejo de Estado mediante una sentencia, anuló los porcentajes de estas contribuciones que establecía el Decreto 057 de 2006 del Gobierno Nacional del 50% para residenciales del estrato 5 y comerciales, y del 30% para los industriales por tratarse de un exceso a sus facultades reglamentarias para establecer un equilibrio entre estos tributos y  el consumo; y fijó un porcentaje a contribuir no inferior al  20% del servicio como aparece hoy en la Ley 142 de 1994:

“En términos de Justicia Social y Seguridad Económica, el municipio debe concientizarse y garantizar el servicio de acueducto haciendo uso de la solidaridad tal como aparece en la Constitución y sujetarse al criterio del Consejo de Estado porque así como está el proyecto, su fundamentación jurídica va encaminada a los porcentajes del Decreto 057; de manera que hay que fijar la contribución en el 20% establecido por la ley.

Sin embargo esto no quiere decir que los usuarios de los estratos 1, 2 y 3 se perjudiquen en el tema de sus subsidios, ya que la misma ley 632 de 2000 dice que el déficit que se genere dentro del fondo de solidaridad que ya opera en Chinchiná para entregar los beneficios, debe ser cubierto con recursos del Municipio, del Departamento y la Nación, sin afectar el bolsillo de los usuarios tanto  en el monto del gravamen  para los aproximadamente 1.300 Comerciantes registrados e industriales, como en el porcentaje de su subsidio, así es que la Administración debe ser más justa en la imposición de contribuciones. De no ser así, desde ya el proyecto  seria el blanco de un decaimiento administrativo como lo ha expresado recientemente la Superservicios.

Eso sin hablar de que con la ejecutoria de este fallo del Consejo de Estado ya han transcurrido más de cinco meses de aplicación de unos porcentajes que fueron declarados nulos, lo que implica que Empocaldas y Emas, se encuentran en el deber inclusive de abonar los excedentes a los comerciales”. Dijo Marín.

Finalmente, el Movimiento solicitó el replanteamiento de los porcentajes y que se estableciera además, el esquema deficitario del fondo para defender el derecho de los usuarios de los estratos 1, 2 y 3, y guardar la seguridad económica de los comerciantes ya que tampoco se tuvo en cuenta en la sustentación del proyecto el análisis del costo del servicio por usuario de los estratos beneficiados con el fondo de solidaridad, comparado con los usuarios obligados a asumir el pago de la contribución para establecer la forma como se repartirá el subsidio, ni el análisis del costo total de consumo de los usuarios frente al costo de referencia del servicio público.

Comments

Accessibility
Cerrar