Por despilfarro del agua, el primero a sancionar debe ser el Gobierno Nacional: Senador Virgüez

08 04 10 senador virguez servicioTras el anuncio del pasado 7 de mayo por parte del Ministerio de Ambiente de sancionar el derroche de agua incrementando las tarifas a los consumidores, el Senador Manuel Virgüez del Movimiento Político MIRA cuestionó la responsabilidad del Gobierno Nacional en la utilización de los recursos que vienen recaudando las autoridades ambientales desde que fue expedida la Ley 99 de 1993.

Virgüez manifestó: “Estamos de acuerdo con sancionar aquellos que desperdician el agua, como se hace en muchos países del mundo, pero a su vez hacemos un llamado de atención al Gobierno acerca de la responsabilidad que recae directamente sobre su gestión en la protección del agua”.

Realmente los resultados no han sido alentadores si se analizan las cifras. Por concepto de tasas de uso y retributiva que los colombianos vienen pagando en su factura de acueducto, las cuales tienen como finalidad la renovación y protección del recurso hídrico y la descontaminación del mismo, anualmente se perciben $56.466 millones de pesos aproximadamente. Es decir que desde 1993, fecha en la cual la norma estableció las tasas ambientales, los recursos ascenderían a la fecha a 1.200.000.000 de pesos.

Lo que resulta preocupante para el legislador es el uso de estos dineros, al respecto afirmó “los ciudadanos cancelan en promedio 75 pesos por metro cúbico, en cada factura del acueducto, dinero que va a las Corporaciones Autónomas Regionales, las cuales no han adelantado una gestión satisfactoria. Algunas de estas gastan el 90% de su presupuesto en inversión y solo el 10% en inversión ambiental”.

Lo que agrava esta situación, es que realmente los colombianos no están consumiendo agua potable. Datos reportados por el Informe de la Defensoría del Pueblo de 2011, evidencian que de 1.011 municipios evaluados, 797 equivalentes al 78.83%, suministran agua con riesgo para el consumo humano o es inviable sanitariamente.

A este preocupante panorama se suma que el Gobierno Nacional desde este año abrió una Ronda para otorgar bloques de exploración y explotación de yacimientos no convencionales, y mediante Decreto autoriza la estimulación hidráulica en el país, más conocida como “Fracking”. De acuerdo con el Senador, “Mientras en otros países se está restringiendo el uso de esta tecnología por los efectos perjudiciales, que ocasiona al medio ambiente e incluso a la salud humana, por los químicos tóxicos que se filtran a las aguas superficiales y subterráneas; en Colombia se le abren las puertas a su implementación, actualmente autorizada en zonas de reserva y cuencas hidrográficas muy cercanas a los páramos, en departamentos como Boyacá y el Huila, y que entre otros males, requiere millones de litros de agua para su operación, que las empresas no pagan”.

Finalmente el Congresista se refirió a las medidas anunciadas en los siguientes términos: “la política del Gobierno Nacional no puede ser simplemente sancionatorias del ciudadano, debe ante todo dar ejemplo. Nos preguntamos ¿El Ministro de ambiente va a sancionar al Ministro de Minas y Energía por el desperdicio de agua que permitirá al autorizar el Fracking?

Comments

Accessibility
Cerrar