Por el campo: insistir y persistir – senador Carlos Baena

Baena para WebLa Crónica del Quindío   

La tradicional debilidad de la “memoria” en nuestro país, nos lleva a olvidar o a poner en segundos y terceros planos, aquellos temas que son verdaderamente importantes, para vivir en comunidad y caminar con firmeza hacia una sociedad renovada y en constante mejoramiento.

Prueba de ello, es la reanudación del paro agrario en nuestro país, que ha comenzado durante esta semana con un nuevo vigor, alentado día tras día por los incumplimientos del gobierno nacional con respecto a los temas acordados con los diversos sectores del campo, y por los “intentos” fallidos del Ejecutivo por “conjurar” la crisis.

Se olvida, por ejemplo, que la opinión pública en los departamentos y municipios conoce la verdadera situación. Por eso es inaceptable distraer la atención de los asuntos estructurales, denunciando, independientemente del grado de verdad, la infiltración de grupos ilegales en las protestas. Las reclamaciones de los campesinos no pretenden otra cosa que justicia y equidad, y eso, de ninguna manera, puede pasarse por alto.

Los representantes tampoco han sido escuchados como corresponde, ni en las mesas, ni en Congreso. El ministerio de Hacienda convino en facilitar una veeduría a la destinación de los recursos para el campo, y esta sigue sin ser conformada. Mientras senadores y representantes cumplimos al modificar el 4×1000, el gobierno ignora sistemáticamente las preocupaciones legítimas del campesinado.

Por otra parte, quienes por estos días aprovechan la “oportunidad política” para agitar las banderas del campo colombiano, ignoran que todos estamos esperando soluciones profundas, permanentes y que no estén al vaivén de los vientos electorales, sino que trasciendan por medio de políticas públicas estatales.

Pues bien, desde el Movimiento MIRA insistimos y persistimos, en que el gobierno no se quede sólo “apagando incendios” con medidas de corto plazo, modesto alcance y poco éxito, sino que asuma de una vez por todas el reto de construir la política pública agraria en Colombia.

Además, que tome cartas en el oligopolio de los insumos y fertilizantes, pues como lo hemos denunciado, estamos a punto de entregarle casi el 50 % del total del mercado nacional a una firma extranjera. Esto no le hace bien al país.

Finalmente, también debe promoverse el proyecto de ley que presentamos sobre campesinado, pues figuras como la asistencia técnica de calidad, la Caja de Compensación Campesina, las facilidades de acceso a la educación, la pensión y la seguridad social para los campesinos son, entre otras, iniciativas que el campo, su gente y Colombia entera, necesitan con urgencia.

Comments

Accessibility
Cerrar