“Prorroguitis” sigue haciendo presencia en entidades del Distrito

De acuerdo con el representante Carlos Eduardo Guevara del Movimiento Político MIRA, la mayoría de los contratos del IDU y de la Unidad de Mantenimiento y Malla Vial, UMV (que son las entidades que cuentan con mayor rubro presupuestal en el Distrito), se están prorrogando y presentan el número más alto de adiciones del total de la contratación, lo cual demuestra la falta de planeación y control a la estructuración, formulación y adjudicación de dichos contratos.

En el caso del IDU, entre los años 2012 y 2014 más del 68% de los contratos vigentes han sido prorrogados, esto quiere decir que de 32 contratos vigentes, 18 han sido prorrogados, estos contratos representan el 58% del monto total de los recursos, es decir 506.000 millones de 869.000 millones de pesos. En el caso de la UMV, a más del 70%, se les ha adicionado recursos financieros, los cuales representan 86.000 millones de pesos para el Distrito.

Para el representante Guevara la “prorroguitis” sigue haciendo presencia en las entidades más importantes del Distrito. “Especialmente durante los últimos años, Bogotá ha sufrido las consecuencias de esta falta de planeación, hecho muy preocupante por el retraso de más del 50% de las fases de Transmilenio y SITP. Estas deficiencias se convierten en un obstáculo para la movilidad de la ciudad”, afirmó el congresista de MIRA.Contratación UMV

Comments

Tamaño de letra