Se analizó Realidad Étnica y Cultural de Risaralda

Con una gran asistencia de público, se desarrolló el Foro organizado por la diputada de Mira en la asamblea departamental, Martha Cecilia Álzate. En el marco de este foro, la diputada Álzate, señaló que la problemática de Risaralda no es ajena al resto del país tanto en la población indígena, como en la población afro colombiana, donde por ejemplo: El 69% de afro colombianos no asisten a ninguna institución educativa.
El 11% de las niñas y los niños afro colombianos no asisten a la escuela
Primaria, y la cifra subió al 27% en la educación media en el año 2007, según Afrodes y Global Rights.

En cuanto a la situación de la población indígena el panorama no es más alentador, su situación de insalubridad, desnutrición y mendicidad, ha trascendido incluso a los medios masivos de comunicación.

No hay normatividad clara y expedita que ampare los derechos de estas poblaciones.

“Necesitamos más organización conjunta entre las poblaciones embera-chami, negra, afro colombiana y raizal, y una forma nueva y diferente de hacer política en el país” señaló la diputada miraístas.

“Tenemos entre nuestros objetivos, liderar procesos con la comunidad afro colombiana y grupos étnicos, que promuevan el ejercicio real de sus derechos fundamentales  mundialmente reconocidos, además de  gestionar acciones conjuntas entre el Estado, los gobiernos y la sociedad civil, para el ejercicio libre de su autodeterminación y el desarrollo en contra de todo tipo de discriminación, pobreza o exclusión por razones de raza o ubicación geográfica.

En este contexto  creamos el ‘Departamento de Afro colombianos’ para profundizar en el tema y dar una mayor atención a esta población.

Un claro ejemplo de nuestra efectividad a favor de grupos étnicos tradicionalmente excluidos es que desde esta diputación fuimos el primer político en atreverse a hablar a nivel nacional e internacional sobre la mutilación genital femenina, a la que son sometidas las niñas de la comunidad indígena Emberá-chamí que habitan Risaralda y el sur del Chocó, en Colombia; con miras a concertar con dicha comunidad posibles soluciones a dicha práctica. Indicó Martha Cecilia Álzate.
Planteamos la realización del primer Foro Interamericano sobre la ablación del clítoris,  lo cual dinamizo la reacción del Estado Colombiano y la Comunidad Internacional, en favor de las infantes chamíes. Allí el Gobierno Indígena Embera aclaro que dicha práctica no hacia parte de su acervo cultural.

Se logró que se pusiera en marcha el proyecto Emberá Wera en Risaralda, el proyecto se constituye en pieza fundamental para la expedición del “Mandato de la Mujer Indígena” documento que lo convalidó más de 500 mujeres quienes expresaron su voluntad de erradicar esta práctica y garantizar además su protección contra toda forma de violencia.

Comments

Accessibility
Cerrar