Senador Baena pide acabar con el racismo

rueda-baenaEn la conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, declarado por la ONU, el Senador Carlos Alberto Baena del Movimiento Político MIRA, autor de la Ley 1482 que penalizó los actos de discriminación en Colombia, hizo un llamado a las autoridades y a los ciudadanos en general para que se utilice la Ley como una herramienta que garantice los derechos humanos de la población Afrocolombiana y que permita formar una sociedad en donde prime la convivencia con respeto.

El 21 de marzo de 1.960, en el suburbio Sudafricano de Sharpeville, la policía disparó y mató a 69 personas (entre hombres, mujeres y niños), que protestaban pacíficamente contra la ley de Apartheid, que impedía el libre movimiento de la raza negra. Por este motivo la Organización de las naciones Unidas a través de la Resolución 2142, proclamó esta fecha como el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial.

En el país no estamos tan lejos de estas manifestaciones raciales, recientemente hemos visto varios ejemplos como el de la foto de la revista Alo de España en donde se utilizaron dos mujeres de color para tratar de demostrar supremacía de una raza sobre la otra o el del modelo afro descendiente que fue utilizado como esclavo para promocionar turísticamente a Cartagena.

En Tumaco, Choco y las regiones Afros del Cauca como Timbiqui y Lopez de Micay, los moradores Afrocolombianos están expuestos a las amenazas y atentados constantes y como si fuera poco sufren del abandono Estatal.

Hoy en Colombia después de 500 años de travesía y resistencia de la población Afrocolombiana, se vive un ambiente de expectativa con la Ley 1482 que penaliza los actos de discriminación, legislación que aún no ha sido aplicada en el país pero que pretende generar condiciones de respeto en la sociedad. Las leyes por si solas no generan resultados, se requiere de voluntad política y de iniciativa social, para que en una convivencia con respeto, tomemos conciencia de no discriminar a ningún otro ser humano.

Según datos de la Comisión Intersectorial Afrocolombiana, el ochenta por ciento de las negritudes vive bajo la línea de la pobreza absoluta, y el 75 por ciento gana menos de un salario mínimo mensual. El 10, 5 por ciento de la población Colombiana se auto reconoce como negra, mulata o afro descendiente (Censo del 2.005).

El Senador Baena invitó a los Alcaldes y Gobernadores de Colombia para que desarrollen campañas que sirvan como instrumentos contra el racismo y que se incluyan en los planes de desarrollo políticas encaminadas a mejorar la calidad de vida de la población Afrocolombiana.

Comments

Accessibility
Cerrar