Deporte colombiano: orgullo patrio. Por Carlos Alberto Baena

Aunque se ha avanzado en este tema, la falta de apoyo gubernamental o del sector privado, enfrenta a los deportistas a condiciones muy precarias.   La Crónica del Quindío.

m20141002063750Los triunfos y hazañas de nuestros deportistas por el mundo, sin temor a generalizar, provoca en nosotros orgullo patrio. No es un secreto que gran parte de la alegría reciente para el país, ha tenido que ver con la palabra deporte; ya sean “pedalazos” de vida, saltos de alegría, “moñonas”, contrarreloj de emoción o simplemente un gol de esperanza; todos estos se han transfigurado en unión, permitiendo que Colombia sonría.

Los esfuerzos de colombianos como Nairo Quintana, campeón el año pasado del Giro de Italia y dos veces subcampeón del tour de Francia; Clara Juliana Guerrero Londoño, bolichera cuyabra, la mejor del planeta y con varios títulos mundiales; o los saltos largos de Catherine Ibargüen, campeona mundial, plata olímpica y recientemente campeona Panamericana; o las 27 medallas de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto, finalizados hace pocos días, por nombrar solo algunos, nos han ofrecido la oportunidad de reconsiderar objetivamente cuán imperativo es que, directamente proporcional a sus logros y victorias, sean reconocidos y apoyados como merecen. (más…)

Accessibility
Cerrar