Tres reflexiones sobre la Misión Electoral Especial Por: Carlos Alberto Baena López @Baena

Desde hace tiempo, en MIRA hemos insistido muchas veces y de muchas maneras, en la importancia que tiene para el país consolidar una Reforma Electoral estructural, mediante la cual no sólo se revisen los principales elementos del Sistema, a saber: Los umbrales, la cifra repartidora, o las circunscripciones, citando sólo tres casos, sino que se aborden las normas que en realidad regulan el día a día de las elecciones. Por ejemplo: El Código Electoral que fue expedido en 1986, continúa sin ajustarse de manera integral a la Constitución Política de 1991 y a las reformas que vinieron años después.

De ahí que recibimos con beneplácito el anuncio que hace la Presidencia de la República a la opinión pública nacional, acerca de la instalación de una Misión Electoral Especial, dentro del proceso de implementación del Acuerdo de Paz.

En primer lugar, resaltamos las calidades y competencias de las personas que la integran, lo que le permitirá al país contar con una fundada confianza en que se hará un trabajo serio, estructural y profundo, gracias al cual no serán ignoradas las falencias de forma y de fondo, que en materia electoral deben ser ajustadas en Colombia; por lo tanto, no quedarán sólo en los aspectos macro de las normas constitucionales que habrán de revisarse, sin duda; sino que deberán llegar a las previsiones instrumentales, a la dinámica de las reclamaciones, los formularios y los escrutinios; es decir, a lo que permite que los votos del pueblo sean los que en verdad determinen los resultados.

En segundo lugar, esperamos que esta vez no se repita la historia de tantas Misiones que han hecho su trabajo en Colombia; y esforzándose por sugerir con sensatez el “deber ser” en aquello que les fue encargado, luego de rendir sus informes, han comprobado que poco o nada se lleva a la práctica. Baste recordar cómo para Bogotá, por ejemplo, desde hace más de medio siglo se recomendó la construcción del Metro, el cual aún hoy, sigue sin ser una realidad.

En tercer y último término, creemos que también se debería construir sobre lo construido. No han sido pocos los esfuerzos, sugerencias y recomendaciones basadas en las experiencias que, durante las últimas décadas se han hecho en esta materia y que recogen propuestas de mejora electoral serias y bien intencionadas. Seguramente éste sea el momento de reunir resultados y hacer de ellos una realidad.

Columna publicada en el diario impreso:
http://www.diariodelhuila.com/opinion/tres-reflexiones-sobre-la-mision-electoral-especial-cdgint20170124134054166

 

Comments

Accessibility
Cerrar